“Let’s Cook!” vuelve a la carga

Hace 4 años 0 0

¡Parece ser cierto ese dicho de que las buenas obras siempre vuelven! Sin ningún motivo aparente, “Let’s Cook!”, el manga encargado de estrenar nuestra Colección Kanji, vuelve a estar de moda: las librerías lo piden para sus estanterías, aparecen nuevas reseñas y los lectores han decidido que lo quieren entre los candidatos a ganador de la categoría “Mejor manga español” en los premios de Ficomic.  Por todo ello tenemos que daros la gracias, por que una obra no puede volver sin la fuerza de sus lectores.

Esta parece por lo tanto una buena ocasión para hablar de Let’s Cook a aquellos nuevos lectores que no presenciaron su estreno ni lo especial que fue.

En una época como la actual en la que el mundo del manga se encuentra lleno de etiquetas que parecen imponer cómo debe ser un manga y qué patrones debe seguir, Let’s Cook estaba llamada a ser una obra única y a no dejar indiferente a nadie. Y así sucedió.

Los que esperaban encontrar un manga de cocina al uso, entraron en estado de shock y se dividieron en dos grupos: los que padecieron la amarga decepción que acostumbran a dar siempre las ideas preconcebidas; y los que lo abrazaron con agradecimiento por ser uno de los mangas más originales del momento, alabando su humor negro narrado de forma blanca y que les desconcertó y encantó a partes iguales. La reacción general fue de sorpresa, encanto y ganas de una segunda parte que aún hoy nos piden.

Let’s Cook se creó en esta misma casa y fue la primera publicación que dio a conocer el nombre de Letrablanka. Si bien es verdad que el impacto de un nuevo título no depende sólo de la calidad del mismo, sino que está también sujeto al número de seguidores y tamaño de la propia editorial y que Letrablanka era entonces aún más emergente que ahora, también es cierto que no escatimamos medios para dar a conocer nuestro coqueto e impactante manga culinario. Las copias de prensa de Let’s Cook llegaron a los medios de comunicación en unas bandejas de carne con el manga envasado al vacío y etiquetado como tal (“200gr. de manga español” rezaba en la etiqueta). Una estampa graciosa que varios medios no dudaron en compartir en sus diferentes redes sociales; también se abrió un blog para el propio manga que compartía curiosidades e incluso recetas culinarias, pero el mayor impacto lo causaron los 10.000 gorros de cocina con el logotipo de “Let’s Cook!” que estampamos y distribuimos por todo el Salón del Manga de Barcelona.

En definitiva, los lectores encontraron en él una apuesta arriesgada que por lo general cautivó. Sus tres historias autoconclusivas, plagadas de elementos tan bizarros como cocinas infernales, viajes en el tiempo, sushis malignos y clientes metidos en jaulas, dio, como poco, mucho que hablar.

Os animamos a que lo descubráis por vosotros mismos y que la fuerza de los que lo han disfrutado y que lo ha vuelto poner en el candelero, despeje cualquier duda y comprobéis por vosotros mismos porqué Let’s Cook! es un manga tan especial.

 

¡Gracias por compartir!  Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies